Block de Tierra Comprimida (BTC)

Se trata de un caso particular de la estabilización de arcillas, en el cual la mezcla de arcillas con cal se utiliza para fabricar elementos constructivos: ladrillos, celosías, bloques, adoquines y cualquier pieza que pueda ser utilizada con fines constructivos.

La técnica parte de la utilización de bancos de arcilla que presenten un índice de plasticidad igual o mayor a 10, lo cual en la República Mexicana abunda; normalmente, este tipo de materiales no son útiles en la industria de la construcción, pero la cal transforma su comportamiento químico, condición que se refleja en propiedades físicas muy particulares.

En términos prácticos no existe un límite en el contenido de arcillas, ya que entre mayor sea el índice plástico más susceptible resulta el material para estabilizarse, variando únicamente las necesidades en el contenido de cal que normalmente rondan entre el 6% y el 10% sobre el peso del material seco.

 

El sistema es simple, implica contar con el material disponible que una vez mezclado con la cal y agua -para obtener una mezcla con la humedad óptima-, se pasa a un molde manual o en su caso a una máquina y se compacta, una vez hecha la pieza se le deja fraguar para que alcance una resistencia que permita su manipulación y a continuación, se encontrará lista para ser utilizada en la construcción destinada, este tipo de tecnología cumple con los criterios más rigurosos de sustentabilidad, además de que está demostrado que es amigable con: el ambiente, la económica y la estética, los elementos fabricados correctamente con dicha técnica pueden alcanzar -perfectamente- estándares para su utilización incluso en zonas sísmicas.