Historia

Breve marco histórico.

No podemos comenzar a explicar los objetivos fundamentales de la asociación sin tomar un marco histórico necesario, el alcance del presente texto se refiere a aspectos técnicos y estéticos de la cal aplicados a la conservación del patrimonio histórico de diversos sitios y piezas de incalculable belleza y valor, sin embargo existe una línea paralela que tiene que ver con el desarrollo de la civilización y el impacto que un producto “la cal” tuvo en el surgimiento de una serie de tecnologías que hoy en día siguen siendo ajenas para la mayoría de las personas. Solo por poner un ejemplo en nuestra cultura, el proceso de nixtamalización implica el cocimiento del grano de maíz con cal para generar la masa de maíz mediante la molienda, es algo muy natural pero sus implicaciones culturales son tan profundas que significan un rasgo particular en Mesoamérica.

El contacto del hombre con la cal parece haberse dado de una manera natural, la materia prima que da origen a la cal es la piedra caliza en sus diferentes tipos como lo son el mármol y la cantera y son muy comunes en la naturaleza, de acuerdo a los historiadores durante el neolítico y con el fuego dominado, el hombre contenía el mismo rodeándolo de piedras o haciendo sus hogueras sobre la misma piedra para mantener un control e incluso poder transportarlo, cuando dichas piedras tenían altos contenidos de carbonato de calcio (caliza) formaban cal, al apagar el fuego con agua el hombre primitivo notó que se formaba una argamasa que se solidificaba y a éste hecho se atribuye la fabricación de las primeras mezclas cementantes de manera casual, debemos hacer notar que las cenizas de leña o de cualquier otro combustible añaden propiedades de fraguado a las mismas, situación que fue identificada por los moradores del neolítico.

La utilización de la cal como un componente en las técnicas constructivas de antiguas civilizaciones parece darse de una manera casi espontanea por todo el mundo, con lo anterior nos referimos a que su utilización como un material de construcción se liga perfectamente a los primeros asentamientos humanos permanentes, para el año 6000 a.J.C., en Catal Hüyük actualmente Turquía, la utilización de la cal como un material aglomerante y cementante era ya una práctica común, prueba de ello lo dan los análisis de los diferentes estucos, aplanados mezclas y materiales de unión encontrados en las ruinas.

Sin embargo continuando con la línea histórica comienza la edad de los metales y sin pretender entrar en detalles es claro que la humanidad pasa de la utilización de las herramientas labradas en piedra (silex), principalmente formadas por óxidos de silicio a la utilización de metales, es cuando el hombre desarrolla técnicas para refinar el cobre y el hierro, utilizando sus aleaciones con plomo y estaño surgiendo el bronce y estando la cal presente en dichas refinaciones, es durante éste periodo que se generaliza la utilización del hierro en el lejano oriente y que su refinación va a producir las piezas de acero más elaboradas de la época, el artesano herrero domina las mezclas de fundentes para los metales, siendo la cal el principal componente.

Es así que con el dominio de la refinación de ciertos metales y con el conocimiento de las capacidades de la cal en la construcción comienzan a surgir las primeras ciudades estado y posteriormente los grandes imperios de la antigüedad, el Egipcio, Chino, y la India por nombrar algunos, todos ellos con un conocimiento importante sobre la utilización de la cal en diversas aplicaciones incluida la fabricación de vidrio por los egipcios, con el surgimiento del imperio romano se consolida la utilización de la cal en la construcción a gran escala, el foro romano y la construcción de caminos y calzadas, la vía Apia es prueba de ello, construida con técnicas de estabilización de suelos con cal y el denominado “cemento romano”, hecho a base de cal, arcilla y arena, continua viendo pasar siglos de historia como mudo testigo de las capacidades constructivas de la cal.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
Durante éste periodo de gran avance tecnológico se van a desarrollar técnicas de fabricación de diferentes tipos de vidrio y es en las costas fenicias que se comienza a utilizar la técnica de vidrio soplado para el siglo I a. J.C. utilizando la cal como componente del mismo; a su vez en Mesoamérica se utilizaba en la construcción de templos, en la nixtamalización del maíz, en pintura mural y con fines ceremoniales.

Para la edad media las técnicas de fabricación de vidrio se habían diversificado, incluido diversos pigmentos minerales para darle color, la utilización de la cal se extendía en obras monumentales de pintura al fresco, se utilizaba para curtir pieles y fabricar papel, se encontraba entre las “sustancias” utilizadas por los alquimistas y se comenzaban a estudiar sus propiedades con un incipiente empirismo que daría origen al método científico, al mismo tiempo las grandes ciudades europeas tomaban forma, todas ellas construidas con base en el mismo producto cementante “la cal”, que continuaría su predominio junto con la piedra en la construcción y sería utilizada como material primordial de construcción en el nuevo mundo, encontrándose así dos culturas diferentes, que sin embargo guardaban en común las técnicas básicas de fabricación de cal.

Con la llegada del renacimiento y la utilización del método científico se generó toda una evolución del conocimiento que incluía el estudio de los diferentes materiales y sustancias para comprender sus propiedades y de ésta manera surgieron las bases que llevarían a la revolución industrial, es aquí quizás donde se presenta el mayor parte-aguas en cuanto a las aplicaciones de la cal se refiere, no es el único material sujeto a dicho fenómeno, la alquimia se metodiza y surge la moderna química dando origen a la distinción de ácidos y bases y los cimientos de las grandes industrias modernas comienzan a construirse.

A comienzos de la revolución industrial las técnicas de fabricación de algunos de los productos que se han mencionado se llevan a gran escala, comienzan a operar las grandes siderúrgicas, las técnicas de refinación de cobre y otros metales se optimizan, la cal se comienza a utilizar en procesos de fabricación de papel, en la regeneración de sosa caustica y potasa así como en la refinación de jugos de azúcar, continúa su utilización ahora acompañada de nuevos materiales como lo son el cemento y las escorias de altos hornos, entrando en los inicios del siglo XX se aplica masivamente en la obtención de diversas calidades de aceros incluidos los inoxidables y los de alta resistencia.