Acuicultura (granjas de pescados y camarones).

La cal es ampliamente utilizada en las granjas acuícolas de diferentes giros, ya que existen las de crustáceos (camarón y langostino, principalmente), las de moluscos, (ostión, mejillón y ostras) y las de peces tanto especies de agua dulce como salada.

En el caso de los crustáceos se utiliza como un agente de desinfección y control de patógenos teniendo un lugar destacado la eliminación del virus del Taura, que ataca a los crustáceos con altos índices de mortalidad durante su estancia en los estanques, también es utilizada en los cambios de ciclo para desinfectar los lodos del fondo de los estanques y prepararlos para ciclos posteriores, su utilización tiene efectos directos en la velocidad de crecimiento de los crustáceos acelerándola, además de fortalecer su cutícula y protegerlos de vectores dañinos durante la muda de la misma.

En el caso del cultivo de moluscos y peces además de la protección contra vectores infecciosos provee una fuente de calcio asimilable esencial, debido a la demanda del elemento por parte de la biomasa de los estanques, permite acelerar los ciclos de los mismos logrando mayor productividad y mayores tallas de las especies y permitiendo tener calidades de agua que permiten su reúso y reciclado.