Asfaltos.

El asfalto es una mezcla de derivados pesados del petróleo con un agregado pétreo, que pueden contener una serie de aditivos para destacar algunas de sus propiedades como lo pueden ser viscosidad, flexibilidad, adherencia, resistencia a condiciones particulares de medio ambiente o uso, se busca que los asfaltos prolonguen el máximo de su vida sin endurecer completamente ya que esto provoca un deterioro acelerado de los mismos, aunque en apariencia las carpetas asfálticas son sólidas en realidad se trata de sistemas flexibles, sin embargo debe de existir un equilibrio para que los vehículos no deformen dichas carpetas.

La cal no solo permite prolongar en gran medida la flexibilidad de los asfaltos al evitar que aumente desproporcionalmente la viscosidad, al mismo tiempo los cohesiona evitando el agrietamiento de los mismos y los hace impermeables, sus bondades van más allá al evitar problemas por utilizar agregados fuera de especificación y sirviendo de liga entre la matriz asfáltica y la superficie del agregado, facilita el reciclado de los mismos y sirve de material fino de relleno, aumenta la capacidad de resistencia a los rayos ultravioleta y amplia el rango de temperaturas en los cuales el asfalto se comporta con alto desempeño.